SCROLL
TO EXPLORE

Oportunidades en la era del comercio contextual

Felipe SilbersteinSeptember 21, 2022

Hablemos de eCommerce, y en específico sobre el comercio contextual (contextual commerce) ¿Lo conoces? Lo que hasta hace un par de años era una idea pionera, hoy trasciende los distintos canales de ventas para las marcas.

El comercio contextual da la oportunidad a las personas de adquirir productos y servicios desde contenidos digitales que forman parte de otro tipo de plataformas.

01-oportunidades-en-la-era-del-comercio-contextual
spare-parts
spare-parts

Entonces… ¿Qué es el comercio contextual?

El comercio contextual es la participación de las marcas en diferentes entornos en los que las personas interactúan en su día a día, por ejemplo las redes sociales. Entrega la oportunidad de interactuar comercialmente con miles de productos y servicios exhibidos en plataformas externas a la marca, y en tipos de contenido diferentes a un eCommerce tradicional.

Uno de los casos más frecuentes de usar esta estrategia es la incorporación de ventas en directo desde transmisiones online en vivo (streaming), conocido también como live commerce. McKinsey declara que este tipo de métodos de venta están transformando el comercio digital.

Puntualmente, el live commerce, apunta a la interacción inmediata con la audiencia mediante botones y conversaciones. Pero el comercio contextual puede ser más que ventas en directo.

¿Has visto la evolución de las ventas en las redes sociales? Imágenes de personas o lugares con etiquetas en algunos elementos, por ejemplo para los zapatos de una persona que aparece. Seleccionas y te lleva directamente al checkout, y si además dispones de algún sistema de pago digital ya sincronizado, es probable que puedas realizar la compra casi instantáneamente.

En resumidas cuentas, el comercio contextual es el siguiente nivel de la estrategia omnicanal. El viaje puede iniciar en cualquier punto, y desde ahí transitar entre canales con plena libertad de mantener toda la experiencia unificada y homóloga.

Alcanzar las nuevas expectativas

Nuevas generaciones, nuevas expectativas. Es simple, y las marcas siempre buscan la manera de lograr entender mejor los cambios en la manera que las personas se comportan, cuáles son sus expectativas y cuál es la mejor manera de aproximarse para ofrecerles lo que quieren.

El comercio contextual permite a las personas comprar desde donde estén, lo que también implica donde estén digitalmente, además de geográficamente. Esto porque que a medida que el uso de los dispositivos inteligentes se expanden en la vida diaria, también lo hacen los espacios para que las marcas estén presentes: una serie, una foto, incluso un mensaje.

Sabemos que exhibir un producto en todas partes no asegura mayor conversión necesariamente, y que la clave está en conocer con quienes quieres interactuar para ofrecerles una experiencia a la medida.

Con las capacidades de procesamiento actual y el volumen de datos disponibles, el comercio digital relaciona perfiles con productos hasta por condiciones climáticas, e inclusive puede predecir las impresiones que generará, permitiendo que las marcas se adelanten considerablemente al momento de proponer sus productos, y por otro lado, permitiendo que las personas puedan ser complacidas con oportunidades únicas.

Esta profundización en el entendimiento de las personas ha permitido que las fronteras entre canales se difuminen, habilitando experiencias de compra en las que las personas tratan con la marca donde sea, independiente del canal. También podemos entenderlo como la sofisticación de la omnicanalidad.

Oportunidades en la era del comercio contextual

Las nuevas tecnologías son la clave

Imagina poder reservar un hotel o restaurant con un comando por voz a tu reloj, o comprar un alimento desde una interfaz en tu refrigerador. Con la expansión de los dispositivos inteligentes (IoT) en la vida de las personas, las interacciones digitales crecen a una velocidad sorprendente.

Se espera que para el 2026 haya casi 390 millones de hogares con dispositivos inteligentes incorporados, es decir, duplicar el número de hogares inteligentes actuales. Lo más llamativo de esto, es que aplicado al comercio contextual, las personas podrán comprar e interactuar de formas no tradicionales; voz, gestos, movimientos. Las nuevas tendencias digitales evolucionan.

El mismo fenómeno ha permitido una comunicación mucho más fluida con las personas, lo que ayuda a crear experiencias completas como ofrecer un descuento vía mensaje del café favorito de una persona justo después de almuerzo, pero con la condición de pagarlo por adelantado y tener que pasar a retirarlo a la tienda más cercana.

Motivar a la persona también forma parte de la experiencia, y la mejor forma de lograrlo es entendiendo cuando el producto en cuestión podría ser una verdadera alternativa.

El futuro del comercio es contextual, y la habilidad de disponer una experiencia personalizada y homóloga entre plataformas es el nuevo campo donde la creatividad de las marcas permitirá diseñar las nuevas prácticas comerciales, como por ejemplo Retail Media Networks, lo que permite disponer de anuncios en los que las personas pueden interactuar directamente y realizar compras sin ser redirigidos.

En Reign siempre observamos el comportamiento de las nuevas tendencias, somos expertos en soluciones digitales y por lo mismo debemos saber por adelantado cuáles serán las nuevas necesidades de las marcas. Para lograrlo nos asociamos a los mejores exponentes de la arquitectura headless, creando experiencias omnicanal de primer nivel.