SCROLL
TO EXPLORE

El eCommerce "post-pandemia" y las propuestas modulares

Felipe SilbersteinSeptember 13, 2022

Antes del 2020, el eCommerce ya mostraba que su tendencia iba al alza. Pero existe consenso de que el año 2020 fue el que marcó un antes y un después en las compras online. Por meses fueron prácticamente la mejor forma de adquirir ciertos productos que hasta ese momento dependían de tiendas físicas.

Como respuesta a la crisis, las marcas optaron por plataformas resilientes con la capacidad de adaptarse a los cambios abruptos sin alterar sus operaciones comerciales, siendo el Composable Commerce la mejor opción.

El contexto y las tendencias de los eCommerce post-pandemia
spare-parts
spare-parts

El eCommerce se consolida y expande en la región

Luego de que se declarara la emergencia sanitaria, el eCommerce ganó impulso de una manera nunca vista. El efecto de las restricciones de desplazamiento generó que las compras online se convirtieran en una parte fundamental de la vida de las personas.

Artículos tecnológicos, comida o vestuario, prácticamente todos los sectores se vieron llevados a consolidar su presencia digital, optimizando o derechamente renovando sus plataformas de eCommerce a fin de responder a una nueva demanda y nuevas expectativas.

En un estudio de Emarketer se proyecta que el eCommerce seguirá al alza, pero de forma más lenta que desde el 2020, con un crecimiento estimado en un 12,2% a nivel global. Viendo la región en cifras, en Estados Unidos durante el 2020 las personas gastaron casi US $792 mil millones en compras online. En el caso de Chile, y resguardando las proporciones, las ventas superaron los US $9.000 millones en ganancias en el mismo período.

Un estudio realizado el 2021 en Chile constató que un 63% de la población encuestada ya realizaba parte de sus compras en línea, y se espera que en 2022 esta población crezca en un 11%, llegando a los 13 millones de personas para el 2025. Siendo uno de los países de la región con mayor potencial en las ventas online, solo por debajo de Brasil y México.

Esto nos lleva a pensar en los desafíos que las empresas afrontan para hacer de todos estos pronósticos una realidad.

Algunos desafíos actuales del eCommerce

Uno de los principales desafíos que las marcas debieron enfrentar en este periodo fue la interrupción de las cadenas de suministro global, donde muchas rutas comerciales y los flujos de bienes se vieron modificados. Con ello, las marcas también se adaptaron para mantener un factor clave en la calidad del servicio: la velocidad.

Las personas adquieren productos cuando se ajustan a sus expectativas, lo que también implica que se acomode a sus tiempos. Desde el clic de compra hasta sus manos existe un amplio esfuerzo. Ya sea con retiro en tienda o entrega a domicilio, las marcas deben lidiar con una serie de operaciones y logística.

Para las marcas que han cambiado sus mercados y buscan expandirse a nivel global, existe el desafío de poder unificar sus operaciones utilizando canales, monedas, impuestos y legislación diferenciada. Una tarea compleja, pero que puede abordarse de la mejor forma utilizando soluciones modulares y tecnología headless.

Esto permite que las diferentes interfaces en la que los usuarios realizan sus compras, puedan ser operadas coordinadamente y de manera autónoma. Preservando la personalización de la experiencia y manteniendo la seguridad tanto de servicios como de las operaciones comerciales.

La confianza de los clientes se basa en la eficiencia del servicio. Es por eso que debe procurarse estabilidad de las plataformas de pagos, planificar y gestionar la capacidad física de almacenamiento de productos y su orden. Todos estos elementos suponen la necesidad de crear nuevas estrategias comerciales.

El eCommerce "post-pandemia" y las propuestas modulares 2

Composable Commerce: creando una experiencia sofisticada

Teniendo en cuenta estos desafíos en un contexto donde la digitalización del comercio está en auge, y que gracias al uso creciente de las tecnologías, es que llegamos a pensar en el Composable Commerce como el próximo paso de la optimización de las ventas online.

Muchas de las plataformas de eCommerce tradicional se vieron muy limitadas por el explosivo aumento de la demanda, y en general, por cómo se complejizaron las interacciones digitales: La experiencia de usuario, el desempeño de la interfaz, las funcionalidades y las operaciones detrás de lo visible.

En este escenario, el Composable Commerce ofrece ventajas para aquellas marcas que buscan consolidarse con tecnología a prueba de futuro.

  • Las soluciones composables son modulares, es decir, las marcas pueden crear plataformas a la medida, incorporando únicamente las funcionalidades y servicios que requieren según su propia estrategia. Además, implica que las marcas siempre disponen de la autonomía de modificar su plataforma, sin estar atados a proveedores ni condiciones de exclusividad.
  • Permite implementar una estrategia omnicanal, en donde la experiencia de las personas se coloca en el centro de la planificación. Permitiendo crear relaciones más duraderas entre las marcas y quienes los prefieren, al tener un trato dedicado y ajustado tanto a la persona como al entorno.
  • Es arquitectura digital preparada para las nuevas formas de interactuar en la web. Dispositivos móviles, accesorios inteligentes, realidad aumentada, inclusive aparatos sin pantalla de interfaz como los asistentes de voz. Todos ellos son compatibles con este tipo de plataformas, ya que su interacción se basa en llamados API lo que facilita la comunicación entre los sistemas.
    • El Composable Commerce asegura la capacidad a las marcas de poder desarrollar experiencias del usuario únicas, y mantener la flexibilidad para adaptarse a las contingencias como la del año 2020.

      En Reign somos expertos creando plataformas modulares que impulsan a las marcas a lograr sus objetivos, independiente de la escala del desafío. Si estás buscando tecnología para dar el salto a las grandes ligas, contamos con los mejores partners del entorno.