SCROLL
TO EXPLORE

El poder de GraphQL para la gestión de datos

Felipe SilbersteinMarch 11, 2022

En los últimos años, GraphQL ha aumentado su popularidad para establecer comunicación mediante API con los repositorios de datos. Es moderno, eficiente y fácil de usar.

¿A qué se debe esta popularidad? Todo se resume al potencial que tiene GraphQL como lenguaje de consultas para crear experiencias únicas gracias a una recuperación de datos sin fisuras.

GraphQL simplifica las consultas 01
spare-parts
spare-parts

¿Sabes lo que es GraphQL?

Básicamente, es un lenguaje de consulta que indica a la API cómo mostrar los datos solicitados al cliente en el backend. Aunque inicialmente fue desarrollado por Facebook en 2012 para abordar los problemas de rendimiento y fiabilidad que tenían sus aplicaciones móviles en iOS y Android, en 2015 fue lanzado como un software de código abierto.

Según datos obtenidos por Contentful, empresa dedicada a ofrecer soluciones para la gestión de contenidos Headless, en el Black Friday de 2021 atendieron 1.300 millones de solicitudes de la API GraphQL, un aumento del 480% con respecto a 2020. Mientras que, en el mes de noviembre de 2021, hubo un aumento del 550% en las solicitudes de GraphQL en comparación con 2020.

¿Qué industrias se pueden beneficiar de GraphQL?

Prácticamente, cualquier sector económico que emplee sitios web o aplicaciones móviles para interactuar con sus clientes se beneficia de GraphQL. Pero, principalmente, se benefician aquellas empresas que manejan el comercio headless.

Para que entremos en contexto, Headless Commerce es una arquitectura tecnológica en donde separamos la interfaz orientada a los clientes de las funciones y procesos principales de la tienda. En palabras más técnicas, separamos el frontend del backend para poder desplegar nuevas y mejores experiencias al cliente de forma más rápida y fácil.

Al tener una arquitectura desacoplada, tenemos la posibilidad de brindar una experiencia digital consistente independiente del tipo de dispositivo y canal de interacción. Tengamos en cuenta que un 80% de los consumidores utilizan su teléfono inteligente para comprar en línea, un 41% utiliza una computadora portátil o de escritorio y un 24% una tableta, y queremos brindar la mejor experiencia en todos los casos.

GraphQL es un lenguaje que facilita el comercio headless, y que además agiliza el proceso de recuperación de datos en el frontend para que las empresas puedan crear las experiencias que los clientes demandan en la actualidad.

Por otro lado, es un lenguaje altamente compatible, por lo que no se limita por el tipo de bases de datos, framework ni lenguajes de programación. Las APIs GraphQL ofrecen a las aplicaciones un acceso continuo a nuevas funciones y fomentan un código de servidor más limpio y fácil de mantener.

Un ejemplo real que podemos observar es el de GitHub, que migró del protocolo REST a GraphQL para obtener mayor flexibilidad y hacer de las consultas de sus clientes más eficientes.

¿Qué son consultas y mutaciones declarativas?

Las consultas y mutaciones son dos de las características principales de GraphQL, pero primero debemos entender por qué se dice que son declarativas.

Para empezar, la programación puede ser imperativa o declarativa. En la programación imperativa debemos especificar paso a paso a un programa lo que debe hacer, mientras que en la declarativa esto no es así, simplemente indicamos al programa lo que tiene que hacer, más no cómo hacerlo.

Ahora sí, de forma breve, tenemos que una consulta es una proyección de datos que declara lo que se desea obtener, mientras que una mutación es una operación utilizada para realizar modificaciones.

Cuando tenemos un sitio o una aplicación que requiere de datos alojados en el servidor, se ejecuta una consulta. Esta es la manera en que el cliente especifica al servidor los parámetros de su consulta para que el servidor responda con los datos solicitados. GraphQL es clave en estas operaciones, porque permite mostrar únicamente lo que el usuario necesita.

Las mutaciones, por su parte, funcionan de una manera muy similar a las consultas, con la gran diferencia de que no es una operación de solicitud de datos, sino de modificación. La estructura de los parámetros y la proyección de datos son idénticas en ambos casos. No obstante, las mutaciones son empleadas para ejecutar operaciones de inserción, eliminación, actualización u otra que operación que sugiera una modificación.

Por ejemplo si una marca actualiza sus productos de la sección de nueva temporada, solo debe modificar la relación en el esquema de datos para que la plataforma así lo entienda, y no teniendo que cambiar entradas individuales ni debiendo eliminar contenido para publicar uno nuevo. Todo esto se debe a que GraphQL utiliza un mismo endpoint para todas las operaciones, es decir no requiere establecer un endpoint para cada entidad o fuente de datos, ya que todo fue definido en el esquema de datos.

GraphQL simplifica las consultas 02

GraphQL y HTTP Request: aportando flexibilidad a la industria

HTTP es la opción más común para los protocolos cliente-servidor cuando se utiliza GraphQL, pero esto se debe únicamente a que es una de las formas de comunicación de datos más utilizada.

Por tanto, esto no quiere decir que estemos obligados a usar exclusivamente los protocolos de petición HTTP. GraphQL es independiente del método de transporte que usemos. Así que, tal y como se indica en las FAQ de GraphQL, podemos incluso utilizar WebSockets para las suscripciones a GraphQL en lugar de HTTP para consumir datos en tiempo real.

En conclusión, GraphQL es ideal para los comercios electrónicos porque especifica cómo se puede intercambiar información entre el cliente y el servidor. Esto incluye cómo el servidor puede indicar qué datos y operaciones están disponibles, cómo el cliente debe introducir las solicitudes, cómo el servidor debe ejecutar estas consultas y qué recibirá el cliente como respuesta.

Por otro lado, GraphQL es increíblemente eficaz para la construcción de aplicaciones móviles y webs modernas. Podemos definir el esquema de datos y las relaciones entre entidades previamente, optimizando el trabajo entre los equipos de frontend y backend. Como resultado, obtenemos procesos más eficientes y una alta productividad.

En Reign somos expertos en GraphQL, ya que cuando se trata de tecnología headless, es decir abierta y flexible, pero por sobre todo que impulse a las marcas ponemos toda nuestra atención en aprenderlas, utilizarlas y explotar su potencial en beneficio de un entorno digital moderno.

Follow us